El canal Surco es un corte transversal urbanístico de Lima desde Ate hasta Villa. Su inicio y fin no son extremos sino nodos de conexión con dos de los referentes paisajísticos más importantes de la ciudad: Rio Rímac y la Costa (Costa Verde/Herradura/La Chira) que juntos forman un triángulo isósceles representativo del delta natural de Lima.

El canal existe en la ciudad a modo de eslabones de una diversidad de tejidos urbanos conectados por el flujo de agua mayormente subterráneo (75%) y por los espacios residuales, bermas, parques, pasajes que lo configuran en su superficie. A lo largo del canal coexiste una arquitectura de vivienda de invasión así como de habilitaciones urbanas y de vivienda/huerto. A pesar de la expansión urbana de Lima y el desconocimiento, logra subsistir en calidad de servidumbre para el riego de todo lo verde que hay en los espacios públicos.

conjunto01
Santa Anita / Matazango / Surquillo

A diferencia de los referentes paisajísticos Rio Rímac y Costa Verde que requieren de megaproyectos para su incorporación a la ciudad de manera vital, el Canal Rio Surco, que involucra 190Ha, puede ser un espacio paisajístico más cotidiano que solamente requiere de micro transformaciones que inviten a su integración y desarrollo urbano.

La problemática del manejo del canal incluye detener la contaminación directa, evitar aniegos, robos de agua e invasiones, hacer limpieza permanente y coordinar el suministro del agua con otras entidades estatales, municipales y usuarios.  Una de las respuestas a la problemática ha sido el techado de gran parte del canal lo cual reduce su presencia paisajística además de silenciar el sonido del correr del agua.

Estudiar la integración del Canal Rio Surco es un ejercicio que toca temas de inclusión, medio ambiente, vida de barrio vs metrópolis, espacio público y conectividad e implica la coordinación de realidades urbanas muy distintas de manera interdistrital (Ate, Agustino, Santa Anita, La Molina, San Luis, San Borja, Surco, Surquillo, Miraflores, y Chorrillos). Poder visualizar el canal en toda su extensión de 30km como un espacio paisajístico integral con el tejido urbano sería el mayor aporte del workshop hacia la ciudad.